HIFU (High Intensity Focal Ultrasound)

 

hifu
 
Qué es
   

El ultrasonido focalizado de alta intensidad o HIFU es un procedimiento de mínima invasión que utiliza un sistema robótico de alta tecnología para el tratamiento del Cáncer de Próstata.

El HIFU produce ondas de ultrasonido de alta frecuencia para dirigirse hacia la próstata con la finalidad de destruir el tejido cancerígeno. Este sistema permite realizar procedimientos focalizados con la finalidad de tratar de forma selectiva el área de la próstata afectada con cáncer, evitando así lesionar los tejidos cercanos a la próstata y tener mayor posibilidad de preservar los nervios encargados de la erección y el esfínter urinario encargado de la continencia urinaria.

El sistema HIFU ABLATHERM®  tiene alrededor de 13 años de experiencia en el manejo del cáncer de y ya es una terapia estandarizada como la cirugía radical y la radioterapia en Francia , Italia, Alemania y pronto en toda la Unión Europea.

 

   

 

  HIFU Guadalajara, Jalisco   Candidatos a Cirugía de Mínima Invasión HIFU
   

Todos los pacientes con diagnóstico de Cáncer de Próstata localizado son candidatos.  Asimismo en pacientes con Cáncer de Próstata localmente avanzado como parte de un manejo multimodal (cuando se requieren de dos o más estrategias para el tratamiento del cáncer)  y en Cáncer de Próstata Avanzado para el manejo paliativo permitiendo mejorar  la calidad de vida del paciente y poder resolver o controlar síntomas de obstrucción urinaria y/o sangrado urinario.

Esta modalidad permite llevar a cabo una segunda intervención en caso de falla o recurrencia del cáncer de próstata después de ser tratados con cirugía radical, radioterapia o el mismo HIFU.

 

   

 

 

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  Procedimiento
   

Es un procedimiento que se realiza en la sala de operaciones, bajo anestesia regional y sedación anestésica. El tratamiento toma de 2 a 3 horas dependiendo del tamaño prostático y posteriormente sólo 24 horas de internamiento.

Se coloca al paciente sobre su costado derecho y se coloca un transductor a través del recto que es controlado de forma robótica. Este transductor administrará las ondas de alta frecuencia las que son controladas al mismo tiempo por el médico tratante a través de imágenes por computadora.

Posterior al tratamiento, debido a la inflamación esperada en la próstata luego de la administración del ultrasonido de alta frecuencia, es necesaria la colocación de una sonda transuretral durante 1 a 2 semanas. Existen algunos pacientes que son candidatos a que se les realice una resección de la próstata vía transuretral previo al tratamiento, durante el mismo tiempo en quirófano, lo que reduce el tiempo de colocación de la sonda a 1 o 2 días.

La evolución posoperatoria es satisfactoria, habitualmente el paciente siente ligera molestia prostática que desaparece en pocos días. Al ser un procedimiento no invasivo, no existen incisiones o heridas en piel y las molestias tanto vesicales como rectales relacionadas con la radioterapia no se experimentan en este tipo de procedimientos.

       
    Resultados

Estudios recientes con seguimientos promedio de 10 años se reporta un control oncológico satisfactorio de alrededor del 75% con excelentes resultados en relación a disfunción eréctil e incontinencia urinaria.
En nuestra experiencia solo el 20% presentan disfunción eréctil moderada y la mitad de estos responden favorablemente a medicamentos auxiliares para la erección. Un 50% de los pacientes presentan algunas molestias irritativas urinarias transitorias, que se resuelven en los primeros tres meses. Un 10% solo presentan un grado leve de incontinencia urinaria la cual se maneja favorablemente.

La incidencia de complicaciones es baja, las más frecuentes son infección de vías urinarias, sangrado urinario leve, síntomas irritativos y obstructivos urinarios. Todas estas transitorias y en su mayoría pueden ser manejadas en casa.

       
      Ventajas
Procedimiento mínimamente invasivo, hospitalización ambulatoria (24 horas) e incidencias de complicaciones operatorias muy baja.

Rápida recuperación y excelentes resultados en control del cáncer a largo plazo.

Menor incidencia de Disfunción Eréctil e Incontinencia Urinaria comparado con cirugía.